En Prevención SMC nos ocupamos de los Sprinklers

mantsevicioTecinstal

SPRINKLERS

Los sprinklers o rociadores automáticos son uno de los sistemas más antiguos para la protección contra incendios en todo tipo de edificios. Están hechos para detectar un indicio de incendio y apagarlo con agua o controlarlo para que pueda ser apagados por otros tipos de sistemas de prevención de incendios.

Se trata de un sistema independiente y automático de protección contra incendios, por lo que no requiere de ningún otro tipo de sistema que los active.

Su funcionamiento consiste en que la temperatura funde un fusible mecánico el cual deja de ejercer la fuerza en la que se oponía a la salida del agua. Los rociadores se plantearon como placas soldadas con aleaciones de diversos metales, los cuales se funden a una determinada temperatura. Estos rociadores se siguen usando, aunque los más comunes son los de ampolla de cristal. En su interior contiene un alcohol, en el que cuando se calienta genera unos gases que romperán por presión del cristal de la ampolla y así librar el agua.

Para asegurarse un buen uso de los rociadores es aconsejable seguir un mantenimiento periódico, que no se limite a una inspección ocular solamente sino a la comprobación de todos los componentes que influyan en el rociador (tuberías, presión…)