Extintores Domésticos en Casa

A veces el ser humano cometemos errores naturales e inherentes con un grado de peligrosidad elevado. Los incendios pueden darse también en el ambiente cotidiano y la vida en el hogar. Para disminuir estos riesgos y para poder estar listos en caso de que nos encontremos en uno de estos problemas es muy importante tener en cuenta la protección y la prevención. Por ello, hay que contar en nuestros hogares con un extintor doméstico para evitar daños humanos y materiales, esto nos salvará de  vidas y bienes en caso de incendio.

Ubicación del extintor doméstico

Nos podemos realizar una pregunta: ¿Dónde tengo que colocar mi extintor doméstico?

Los lugares más propensos a tener incendios es en las cocinas, por lo cual el tener uno de ellos en esta estancia de la casa sería lo ideal. En caso de que la casa tenga varias plantas, es aconsejable tener un extintor doméstico por planta. Si también se tiene un garaje propio, tampoco debe faltar un extintor ahí.

Para que un extintor doméstico cumpla con su función, éste debe estar ubicado en zonas fácilmente visibles y accesibles de forma vertical sobre soportes firmes y a no más de 1,70 m de distancia del suelo.

Los extintores domésticos necesitaran de un mantenimiento y revisión anual para comprobar su buen estado y que podamos utilizarlo sin problemas.

Accesibilidad

El objetivo principal para que se llegue fácilmente al extintor doméstico es su correcta colocación, para poder ser usado en el menor tiempo posible y disminuir así los daños humanos o materiales.

El extintor puede salvar una habitación, el hogar o incluso vidas humanas, siempre que sea pequeño y se pueda manejar con facilidad. Es aconsejable planear un plan de escape para la familia y hacer simulacros dos veces cada año.  La vía de salida en caso de incendio tiene que estar despejada y que las ventanas y las puertas de su casa puedan abrirse fácilmente.